Este embutido antes era consumido durante el Jueves Lardero, pero ahora El Graner os lo ofrece durando todo el año. Aún así, vale la pena recordar la tradición que consistía en que los niños pasaban por las casas a pedir huevos para elaborar los platos típicos de la jornada, como por ejemplo, las tortillas.

La butifarra de huevo de El Graner tiene un sabor fino y pronunciado. Es un alimento energético, rico en proteínas y contiene todos los aminoácidos esenciales del huevo y vitaminas del grupo B, vitamina A y hierro.

A la hora de degustarla, cada cual tiene su propia forma, pero desde El Graner os la recomendamos hecha a la brasa, sola con una buena rebanada de pan con tomate o hacer una tortilla. También hay lugares que la utilizan en la escudella (cocido catalán) para incrementar su sabor, y si le hacéis un bocadillo a vuestros hijos, os aseguramos que estarán encantados.