La hamburguesa con alioli elaborada por Marcel Puigmal, de EL GRANER, estuvo presente en la 26ª Fira-festa-concurs del Allioli de Creixell, que tuvo lugar el domingo 28 de mayo. La pasta de butifarra y alioli, con forma de mano de mortero, fue una de las 17 hamburguesas que se sirvieron en el desayuno que organizó el Gremi de Carnissers i Xarcuters Artesans de les Comarques Gironines.

El tradicional encuentro, que reunió a unos 330 comensales a la hora de comer, reconoció con la mano de mortero de oro a la cocinera Carme Ruscalleda, propietaria del Restaurante Sant Pau de Sant Pol de Mar (tres estrellas Michelin), y entregó el mortero de oro a Albert Raurich. La jornada incluyó el concurso internacional de alioli, que contó con 17 participantes.