(+34) 972 509 455 - info@elgraner.net

0item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.

Butifarra de Huevo

Sea el primero en opinar sobre este producto

Precio: 13,90 €/Kg

La butifarra de huevo es uno de los embutidos catalanes más típicos. Un embutido cocido elaborado artesanalmente, con magro, papada de cerdo, huevos, sal y pimienta. De color amarillento, tiene una textura ligeramente granosa, y su sabor es fino y pronunciado.

Opciones de compra: unidad de 340g. Pieza entera envasada al vacío.

4,73 €

Disponibilidad En existencia

* Campos requeridos

4,73 €

TRANSPORTE EN FRÍO Y SECO

Envío en 24 h – 48 h.

SATISFACCIÓN GARANTIZADA

Productos artesanos del Alt Empordà

RESPONDEMOS A TUS DUDAS

¡Llámanos al (+34) 972 509 455 y te las aclaramos!

Detalles

Aunque, originariamente, era un embutido relacionado con la fiesta de Carnaval, y hecho expresamente para ser consumido el jueves lardero, desde El Graner os lo ofrecemos durante todo el año para que sea degustada tal como se presenta, sin preparación previa y a temperatura ambiente, aunque también es muy recomendable a la brasa.

¿De qué está hecha la butifarra de huevo?

Ingredientes de la butifarra de huevo: magro y papada de cerdo, huevo, sal y pimienta. Embutido con tripa natural.

Propiedades de la butifarra de huevo

La butifarra de huevo de El Graner tiene un sabor fino y pronunciado. Es un alimento energético, rico en proteínas y contiene todos los aminoácidos esenciales del huevo y vitaminas del grupo B, vitamina A y hierro.

La butifarra de huevo es un producto apto para celíacos y alérgicos o intolerantes a lactosa y la proteína láctea.

Conservación: se recomienda mantenerla refrigerada a una temperatura de entre 2 y 4º.

¿Por qué comprar la Butifarra de Huevo con nosotros?

En El Graner llevamos 21 años elaborando butifarras de huevo y otros embutidos artesanos de primera calidad. Gracias a nuestra tienda online puedes comprar cómodamente los mejores embutidos catalanes, y te enviamos el pedido a tu casa con un plazo de entrega de 24h-48h.

Si tienes alguna duda con nuestro fuet o con cualquier otro embutido de nuestra tienda, llámanos al 972 509 455 y te atenderemos encantados.

Cómo cocinar la Butifarra de Huevo

A la hora de degustarla, cada cual tiene su propia forma, pero desde El Graner os la recomendamos hecha a la brasa, sola con una buena rebanada de pan con tomate o hacer una tortilla. También hay lugares que la utilizan en la escudella (cocido catalán) para incrementar su sabor, y si le hacéis un bocadillo a vuestros hijos, os aseguramos que estarán encantados.

Historia de la Butifarra de Huevo

La butifarra de huevo es uno de los embutidos catalanes más típicos, que data del siglo XVII y parece que era originario de Barcelona. Está muy relacionada con el Carnaval porque antiguamente cuando llegaba esta época, todas las casas ya habían acabado de hacer la matanza del cerdo, por lo tanto, había muchas butifarras. Y de huevos, también, porque, las gallinas empezaban a poner con más regularidad.

Este embutido antes era consumido durante el Jueves Lardero, pero ahora en El Graner os lo ofrecemos durando todo el año. Aún así, vale la pena recordar la tradición que consistía en que los niños pasaban por las casas a pedir huevos para elaborar los platos típicos de la jornada, como por ejemplo, las tortillas.

La butifarra de Huevo y el Carnaval

El Jueves Lardero, día que empieza el Carnaval, ha estado vinculado desde hace siglos con el consumo de la butifarra de huevo. Conocido como día del huevo y el cerdo o el día de la tortilla, tiene lugar seis días antes del inicio de la Cuaresma (miércoles de ceniza), un periodo de abstinencia de 40 días durante el cual no se comían huevos ni carne.

Antiguamente, las fiestas de carnaval se caracterizaban por un consumo excesivo de carne de cerdo, y es que el Jueves Lardero marcaba el final de un buen periodo de alimentación grasa que se iniciaba con la matanza del cerdo (San Martín) y que continuaba con la Navidad. En febrero, la despensa se había vaciado bastante pero aún quedaban chicharrones y butifarras. Por este motivo la gente se hartaba con alimentos grasientos para prepararse para la abstinencia de la Cuaresma, y el primer día para hacerlo era el Jueves Lardero.

Tenemos constancia de la vinculación entre la butifarra de huevo y el carnaval desde inicios del siglo XVII. En aquella época los alimentos estaban basados en huevos, productos del campo y carne de cerdo, y de ellos surgió este alimento, que hoy en día se puede consumir en cualquier momento del año. Para su elaboración se mezcla la carne picada de cerdo con los huevos, se embute y se hierve. La pasta de este nuevo elaborado cárnico se hacía “con tantos huevos que la masa quede afianzada”.

Su origen está ligado a la vida de campo. En esos tiempos era costumbre salir en grupo al campo para celebrar la llegada del Carnaval comiendo coca de chicharrones y butifarra de huevo para merendar. Con el paso del tiempo la única tradición que no se ha perdido es la de comer tortillas de butifarra y butifarra de huevo cruda con pan con tomate.

  1. Sea el primero en opinar sobre este producto

Escriba su propia opinión