Embutidos catalanes: una tradición local

El Graner » Blog » Artículos » Embutidos catalanes: una tradición local

Embutidos catalanes: una tradición local

De toda la vida, en Catalunya se han elaborado embutidos. Muchos son iguales entre ellos, si bien pueden variar un poco los ingredientes, o el tiempo de curación –¡cada tierra es diferente!–, pero es muy parecida una butifarra tradicional del Pla de l’Estany a una del Segrià. Asimismo, sí que hay algunos que no tienen otro embutido que se les parezca en ninguna parte. Y es que cada zona tiene sus características propias, y mucho más antes, cuando no estábamos todos tan interconectados como ahora.

1- El “xolís” del Pallars

Un clásico de la alta montaña del Pallars, el xolís es parecido a las longanizas. Se elabora en invierno, con las carnes de cerdo, salpimentadas. Se guarda horizontal un par de días, se cuelga una o dos semanas –dependiendo del clima y humedad–, se prensa dos días para sacarle la humedad y se vuelve a colgar durante dos meses. ¿Resultado? Un embutido más seco que la longaniza, pero muy sabroso, y con una característica forma de 8.

2- La “girella” (chireta) de la alta montaña

Un antiguo embutido de toda la vida en las comarcas del Alto Pirineo (de Catalunya y Aragón). Hecho con casquería de cordero, arroz, salpimentado y con ajo. El resultado es un embutido cocido de textura granulosa y grasosa, con un sabor intenso, que se puede comer cortado a rodajas o frito.

3- La “baldana” de arroz

Embutido cocido muy típico de las Tierras del Ebro, que utiliza principalmente la cabeza i cortezas de cerdo, y el arroz, además de sangre, tocino, sal y pimienta. Se suele consumir en los meses de invierno, frita, a la brasa o a la plancha. Es un alimento muy energético que aporta una gran diversidad de nutrientes.

4- La sobrasada

La sobrasada es un clásico de las Islas Baleares. Hecha con carne, tocino, sal y pimentón roja y pimienta negra, tiene un sabor intenso, ligeramente picante. Es muy buena, pero si viene de las Islas, ¡es incomparable! En El Graner tenemos línea directa con artesanos de Mallorca, ¡y obtenemos una sobrasada de allí buenísima!

5- La butifarra dulce de L’Empordà

La butifarra dulce de L’Empordà es un clásico de las tierras de la tramontana. Elaborada con carne de cerdo, sal, pimienta negra y con añadidos dulces como el azúcar y ralladura de limón, su fuerza como producto ampurdanés es indiscutible. Se puede comer cruda o a la paella, y era uno de los caprichos favoritos de Dalí. En El Graner somos expertos en la butifarra dulce: ¡es el embutido de nuestra tierra!

 

Estas son algunas de las variedades de embutidos que se pueden encontrar en Catalunya. ¡Y hay algunas que se pueden encontrar en El Graner! ¿Ya habéis echado un vistazo a nuestra tienda online?

By |2019-05-23T16:34:06+02:00May 23rd, 2019|Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Utilizamos Cookies para poder ofrecerte un correcto funcionamiento de la página web. Aceptar