RECETA:

¡Se acerca San Juan! Uno de los platos típicos para las celebraciones de este tipo es la clásica coca de recapte. La de piñones, azúcar y crema también es buena, ¡pero la de recapte nos encanta porque le añadimos embutido d’El Graner! Con frecuencia, lleva verduras escalibadas (asadas) por encima, pero algunas variantes le añaden setas, embutido, anchoas… Se pone lo que se pueda coger de la despensa; de aquí viene el nombre recapte (que significa “recaudo”).

ELABORACIÓN:

  1. Escalibamos los pimientos, las cebollas y las berenjenas. Una vez hechos, los cortamos según queramos distribuirlos por la coca. Lo más habitual es cortarlos a tiras.

  2. Preparamos una bandeja de horno con papel especial y lo precalentamos a 180º.

  3. Trinchamos los tomates y untamos el líquido sobre la coca, dejando los bordes. Colocamos en el orden que queramos la cebolla, el pimiento y la berenjena encima. También le añadimos las butifarras de perol; podemos rasgarlas un poco para que se asen más por dentro.

  4. Salpimentamos la coca por encima y le añadimos un poco de aceite.

  5. Durante 20-25 minutos –¡vayamos controlándolo!–, cocemos la coca en el horno (como ya hemos dicho, a 180º).

  6. ¡Y ya la tenemos! Se puede comer en caliente o al día siguiente, en frío, que también está buenísima.

INGREDIENTES:

  • Una masa de pizza (también, si sois de prepararlo todo vosotros, podéis elaborar la masa artesanalmente en casa, con 250 cl de agua tibia, 500 g de harina, un poco de aceite y 30 g de levadura en polvo).

  • 6 tomates maduros.

  • 3 o 4 butifarras de perol d’El Graner.

  • 2 cebollas medianas.

  • 3 berenjenas.

  • 3 pimientos rojos.

 

Ya lo veis: una coca de recapte será una comida deliciosa y una combinación de lo mejor de la gastronomía catalana: ¡el embutido, la escalibada y el pan con tomate! Si queréis que la coca tenga un aire más de “l’Empordà”, probad a añadir alguna anchoa de l’Escala… ¡Delicioso!